Higiene en el baño: empecemos por limpiar el inodoro

GARANTIZAR UNA PERFECTA HIGIENE EN EL BAÑO

El aseo es la estancia de la casa que más cuidados y limpieza de cristales a domicilio en alicante necesita ya que mantener una perfecta higiene en el baño es fundamental para la salud. Aquí, de hecho, anidan muchas bacterias y gérmenes, justo donde todos los días nos dedicamos a nuestra intimidad. Desde la ducha hasta el uso del inodoro, desde el maquillaje hasta el lavado de dientes, pasando por el uso de cremas corporales. Cada acción que tiene lugar en esta sala debe realizarse en un entorno absolutamente higienizado. Empecemos, entonces, por lo que es el principal contenedor de bacterias, ya que cada día recibe nuestro “residuo” orgánico: el inodoro.

HIGIENE EN EL BAÑO: SALIDA DEL WC

Empecemos por el retrete para explicar cómo mantener una correcta higiene en el baño precisamente porque es el principal contenedor de bacterias. Los expertos aconsejan, en primer lugar, no encontrarse con los dos errores más comunes. El primero se refiere a la descarga: nunca debes descargar con la tableta hacia arriba. Aunque invisibles, las salpicaduras del inodoro pueden llegar a las superficies y objetos más inesperados. No solo se quedan dentro del frasco, salen en pequeñas partículas que transportan bacterias. ¡Si tienes un baño pequeño corres el riesgo de que incluso lleguen al cepillo de dientes!

EL CEPILLO ENEMIGO DE LA CORRECTA LIMPIEZA EN ALICANTE DEL BAÑO

El segundo error se refiere al uso del cepillo de baño. Debe blanquearse y desinfectarse en cada uso, ya que el agua y las bacterias que quedan en las cerdas son todo menos higiénicas. La fregona se transforma en un nido perfecto para la proliferación de virus y bacterias. Tanto por los residuos orgánicos que captura, como por la humedad constante que caracteriza a las cerdas. Algunos expertos incluso recomiendan evitar su uso y limpiar el inodoro con guantes de goma y productos ad hoc .

CÓMO LIMPIAR BIEN EL WC

Habiendo evitado estos dos errores muy comunes, pasemos a la limpieza estándar del inodoro. Puedes utilizar lejía y bicarbonato, muy útiles tanto para un efecto higienizante como blanqueador. Además de estos dos árboles de hoja perenne de limpieza, también se pueden elegir varios descalcificadores específicos para una higiene perfecta en el baño. O, finalmente, para los amantes de lo orgánico, puede crear mezclas a base de bicarbonato de sodio, vinagre y limón. Muy eficaz y absolutamente verde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *